Mi primera vez en Mendoza

07 de Septiembre de 2019 – Por Adriel Gallo

Pasan los años, y no logro olvidar esa sensación. Esa admiración que sentí al cruzar la cordillera de Los Andes.

Era un jueves por la mañana y partíamos desde Santiago de Chile. Una mañana fresca, fiel a los días de Junio en esa parte del mundo. De esos fríos que te llegan a helar la razón.

Descubrí que es más el tiempo que uno se demora en el aeropuerto, que lo que realmente se tarda para llegar a Mendoza. Una vez que el avión despega son solo 45 minutos hasta aterrizar en el aeropuerto Internacional Gobernador Fransisco Gabrielli de Mendoza.

A la mitad de ese viaje, cuando llevas aproximadamente 20 minutos navegando las rutas del cielo, lo vas a ver. Basta con mirar hacia abajo y ahí va a estar. Majestuosa e imponente. Casi invitando a admirarla, francamente es difícil no parar un segundo para reflexionar en lo pequeño que somos en este mundo tan amplio. Me vi obligado a dejar atrás todos mis pensamientos de ego o superioridad. (esos que desarrollamos tras cada victoria) Y puedo decir que ese viaje me cambio.

Creer que alguna vez un legendario comandante se atrevió a cruzarla a pie y mula con tal de lograr la libertad de la región sur del continente. Pero bueno esa es historia para otro día.

Detrás de semejante maravilla que nos ofrece la naturaleza vamos a encontrar casi escondida a Mendoza. Y creanme que esta hermosa ciudad no se queda corta de semejante entrada. Al contrario lo que encontraran en ella los enamorara. Conozco gente que vino de vacaciones y encontro aquí su lugar en el mundo. Su hogar.

1 comentario en “Mi primera vez en Mendoza”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram